El teorema de Almodóvar, Antoni Casas Ros

 

Sepa de antemano el lector del blog que quien esto escribe no cree que exista ningún Antoni Casas Ros. Sepa también que quien esto escribe no tiene prueba alguna de que esto sea así, pero intuye que hay otro autor bajo esa mascara, no se cree la versión oficial, sino que hay un autor de prestigio que trata de ofrecer un juego al público que, además del divertimento que conlleva, acarrea también una serie de réditos crematísticos. Sepa finalmente el lector que quien esto escribe intuye que el autor que puede estar detrás de Casas Ros es, precisamente, quien más ha negado serlo.

 

Pero vayamos por partes. Esta pequeña novela que nos cuenta la azarosa vida de su autor llegó vía correo electrónico (nada hay más anónimo) a la editorial francesa Gallimard que la publicó a principios de año. Al poco Seix Barral se hizo con sus derechos para España. El autor nos cuenta como su vida cambió radicalmente tras un grave accidente, en el que falleció su mujer y cualquier atisbo de llevar una vida normal por lo desfigurado que quedó su rostro. Desde entonces, pasa ocultos los días, con apenas los números de compañeros, y las noches a escondidas por las oscuras calles genovesas.

 

El autor nos cuenta las penas que comporta esta clase de vida y lo que le sucede cuando de repente en su monotonía se cruza Pedro Almodóvar, convirtiendo esa rutina casi monacal, en un guión incluso demasiado disparatado para que el mismo Almodóvar lo llevara al cine.

 

Entienda el lector que quien esto escribe tenga la sensación de que tanto azar no es más que el resultado de un estudiadísimo proyecto intelectual por parte del verdadero autor, avalado por el gran bagaje en aquello de hacer dinero que posee la editorial (¿acaso el lector cree en el azar?).

 

Y puestos a especular: ¿cree el lector que si el verdadero autor dijera de Casas Ros que no puede más que envidiarle, que es lo que él hubiera querido ser, que coincide en sus ángulos, en sus autores favoritos e incluso le aconseja pagar el tributo de jamás ser visto, ni dejar pasar tan fantástica oportunidad, a continuación desvelaría el misterio?

 

Haga el lector un pequeño ejercicio. Lea esto y esto pensando que efectivamente el autor de la novela es el mismo que el del artículo. ¿Qué le parece al lector?

 

Nadie me ha visto desde hace quince años. Para tener una vida, hace falta un rostro.

 

 

2 responses to “El teorema de Almodóvar, Antoni Casas Ros

  1. Efectivamente, esta pequeña novela es un ejercicio de literatura avanzada en el que el posible autor lleva un poco más lejos el tema recurrente de sus últimos trabajos: la metaliteratura, la desaparición, y el anonimato como destino feliz. Y aquí aparecen todos los temas de Vila-Matas. El escritor novel de “París nunca se acaba”; la renuncia a la fama de “Doctor Pasavento” en su intento de mimetización emulando a Robert Walser, y la encarnación literaria del personaje central de “El mal de Montano”.
    Y a todo esto, esta novela me ha gustado tanto como las de D. Enrique.

  2. Hola Pepa,
    Acabe de tenir coneixewment del teu bloc per la web de Miquel, hem sembla una bona idea i et visitaré amb assiduïtat.
    Una abraçada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s